El olimpo para J.J. Rendón en Colombia

Juan Manuel Santos agradecerá hasta la infinidad a dos personas por su triunfo el 20 de junio. Al presidente Álvaro Uribe por haberle endosado su popularidad en una campaña de nervios, y al venezolano Juan José Rendón, su milagroso estratega político, que por mil alabanzas y críticas a su figura en Colombia y el mundo, terminó dando los ajustes necesarios en una contienda en la que Santos se ahogaba por la ola verde de Antanas Mockus.

"Amo de la propaganda negra" o "el mejor estratega electoral del Continente Americano", ¡llámenlo como quieran! J.J Rendón supo reconducir la campaña de Santos a un mes de la primera vuelta del 30 de mayo cuando el mockismo se daba como el vencedor de las elecciones colombianas.

Cambió la imagen del ex ministro de Defensa (2006-2009) para vincularla con su padre político: Uribe y el Partido de la U. Avanzó sobre un terreno minado como las redes sociales donde los verdes tenían sus bases asentadas y organizadas, y redireccionó el discurso de Santos sobre la base de la real prioridad del país: “Trabajo y más trabajo para los colombianos”. Por eso vimos a Santos repitiendo hasta la saciedad como los loros esa consigna.

La noche del triunfo de Santos, me contaban amigos cercanos a la campaña del ahora Presidente, Rendón, vestido con su tradicional camisa negra,Añadir vídeo corría de un lugar a otro en el centro de convenciones donde se agolparon uribistas y santistas, para dar órdenes de aquí para allá, ajustando los últimos detalles para que la apoteosis de su cliente no pasara desapercibida de la memoria universal.

Ese juego de luces: un show de papelillos, serpentinas y globos, en medio de una tarima que parecía la de un concierto de Lady Gaga, el presidente Santos lució imponente a pesar de sus tartamudeos por los nervios, mientras la bandera colombiana ondeaba entre fondos y los bailarines y músicos se movían al son de vallenatos.

En realidad más que una proclamación, terminó pareciendo la inauguración de un partido de los Yankees de New York o un certamen de Mister Colombia, donde dos niños conducían al ganador (a Santos) a la punta de la tarima para das las gracias. Un espectáculo muy común en la cartera de ofertas de Rendón.

Rendón nació en 1964. Este “gurú” venezolano es comunicador, publicista y psicólogo, tres herramientas que le han dado la vitalidad para hacer y deshacer lo que se propone bajo una premisa: “Si todo es dentro de la ley, no tengo escrúpulos”, le dijo a María Isabel Ruedas, una periodista colombiana durante una entrevista en 2006

La revista Semana recordaba los éxitos de Rendón en Venezuela, como en la campaña presidencial de Carlos Andrés Pérez, en la que generó estrategias para promover el voto joven en 1987, o su manejo creativo y gerencial de Chiripa Publicidad, en 1993, que le procuró una victoria absoluta a Rafael Caldera.

Los mexicanos lo llaman el “amo de la propaganda negra” por sus artificios para deslegitimar la imagen de algunos políticos de ese país. Allí fue asesor del PRI, y el opositor PAN denunció una “campaña sucia” para desprestigiar a algunos de sus candidatos en las elecciones regionales de este año 2010.

En Colombia se le acusó de querer vincular a congresistas opositores al uribismo con las guerrillas, pero su penúltimo triunfo en Honduras con la campaña que llevó a Porfirio Lobo a la presidencia, a pesar de la ingerencia del presidente Hugo Chávez, a quien Rendón no logró derrotar mediáticamente en el referendo revocatorio de 2004, le dio una sonrisa a su corazón de estratega.

En Colombia el Partido de la U, el movimiento que apoyó a Uribe la agradece infinitamente haberlos llevado hasta el Congreso en las elecciones de 2006 y el propio Santos llegó a reconocer esa victoria y claro está, habilildad.

"He trabajado en más de 22 países, asesorado a por lo menos 15 ministros de la Defensa, entre 14 y 16 presidentes y he estado en 22 campañas presidenciales", se jactaba con sabrosura J.J cuando le pidieron que se definiese durante una entrevista con un diario hondureño.

Para el ahora presidente Juan Manuel Santos, “no iba existir ningún problema con la vinculación de J.J. Rendón a la campaña", fue lo que respondió el entonces candidato tras las críticas que se generaron por su entrada en la contienda.

"Él no va a hacer nada diferente a lo que nosotros le permitamos hacer", sentenció con vehemencia Santos en una entrevista de radio. Lo práctico es que J.J hizo lo que se le pidió: Llevar a Santos a la presidencia de Colombia y ayudar a que la ola verde de Mockus no se convirtiera en el tsunami que todos pronosticaron.


Hizo lo que hizo, ha vuelto a ganar.

Entradas populares

Imagen

El marzo más histórico