Un poco de Truman Capote


Por un resquicio de mi malogrado reloj, pude terminar de leer, saltando la ritualidad de un buen librito que cargo en mano, una obra que me ha parecido excepcional para seguir descubriendo a Truman Capote. Sólo me faltaban siete páginas, de esas que uno olvida y acumula como los recuerdos cándidos de la adolescencia. Truman Capote: La biografía definitiva, del vulgarmente genial Gerald Clarke, hay que leerlo. ¿Pero cómo?

Imaginemos estar viendo un paraninfo de madera donde están los más celebres escritores de los últimos cien años. En un rincón, vestido de traje negro con un lazo rojo, un hombre de piel muy blanca, casi rosada como la de los cochinos centra la mirada ante sus ojos. 1.60 puede que sea la estatura. Su pelo luce brillante, con un poco de jalea resalta ante los demás. Por un instante, mueve sus manos y usted aprecia que tiene gestos afeminados.

Él sigue caminando hacia el micrófono y los que están a su lado se abren paso. Toma el aparato y habla. El tono de voz no es el de un hombre, es el de un niño, quizá de una niña. Usted se sorprende, y comienza a imaginar lo que sería común: es homosexual... maricón. Más moderno: gay. No se ha equivocado. Tampoco hay problema. ¡Ni que se le ocurra!

Continúa tratando de descifrar quién es el personaje. Su mente se retuerce mientras la voz de su interlocutor sorprende a la masa. Oye una palabra y dice: A sangre fría. Ante sus ojos tiene a uno de los escritores más importantes y conocidos de Estados Unidos, con una tumultuosa infancia y una incansable sed de fama: Truman Capote.

Puede que el público de los últimos veinte años haya catalogado a Truman Capote como el más grande de los escritores norteamericanos, y no se han equivocado. Hollywood llevó a la pantalla grande la vida de este singular personaje de la escritura con un film que más que divertir lo que buscaba era la reflexión. El actor Philip Seymour Hoffman encarnó a este controvertido personaje en la película dirigida por Bennett Millar bajo el mismo nombre del escritor: Truman Capote.

Ahora, el prestigioso periodista de la revista Time, recorre la vida de Capote para presentar la que es sin duda es la mejor y quizá, única referencia fidedigna de este gran talento de la literatura. Bajo el sello editorial de Ediciones B, Clarke, autor, entre otros escritos de la biografia de Judy Gerland, la cual entro en la lista de libros más vendido por The New York Times, sorprendió a la crítica por su agudeza y simplicidad.

A los 16 años Capote se dio cuenta que quería ser escritor. Desde el rechazo de su madre por su condición de homosexual, sus primeros amoríos, los lazos de amistad con Marilyn Monroe, Tennessee Williams y Jackie Kennedy, hasta su turbulenta dependencia del alcohol, Clarke nos da los rastros suficientes para comprender la personalidad de un hombre que hizo caso omiso a los prejuicios para romper barreras.

Aclamado por la crítica, Truman Capote, la biografía definitiva, es un libro absorbente por los detalles y el mejor ejemplo de cómo debe escribirse una biografía, tan denso e intenso como una novela. Una frase tumultuosa en la vida de Capote, que frenó sus primeros alientos de humano verdadero, y que nunca más lo dejó tranquilo, fue cuando su primer "amor" con simples letras rompió su corazón: "Como la hiedra a la pared, debe de caer el amor. Ya no más Truman..."

Entradas populares