¿Qué tan antiestadounidenses son los venezolanos?


Resultan graciosas las declaraciones de quienes apremian a los venezolanos para que incineren sus visas de Estados Unidos. Es un contraste interesante si se toma en cuenta las enormes filas de ciudadanos que a las puertas de la Embajada en Caracas se trasnochan, rezan y  engalanan para solicitar el permiso de entrada “al imperio”.

Los venezolanos tienen una opinión positiva de Estados Unidos, al igual que la mayoría de otros latinoamericanos. Un 69% de los ciudadanos de la región lleva una “buena” imagen de esa nación, aunque los centroamericanos son los más “proyanquis”, reflejaba un estudio del Latinobarómetro, un aspecto que más adelante profundizaré.  

Por más que el Gobierno venezolano se empeñe en vender a sus propios ciudadanos y al mundo que "la tierra de Bolívar" es una nación “antiestadounidense”, “antiimperialista”, más se convence de que no lo es. El venezolano como el estadounidense tienen un sueño común, progresar, trabajar. Una cosa son los gobiernos, otra cosa su pueblo. 

El venezolano sigue siendo fiel a la cultura estadounidense. El deporte rey de Venezuela es el béisbol, en las Grandes Ligas juegan nuestros mejores peloteros, sin apartar el ascenso del basket en las canchas de las zonas populares de Caracas, Maracaibo o Apure. La NBA es la mayor fantasía de jóvenes que buscan emular a Greivis Vásquez, hoy en los Toronto Raptors. Y el consumismo... es el referente indubitable de esta sociedad que ha convertido a los centros comerciales en templos de esparcimiento ante la barbarie de la inseguridad. 

Leones del Caracas vs Navegantes del Magallanes en la ciudad de Valencia (El Universal)
La  Barbie es la muñeca más deseada por las niñas venezolanas que sueñan con ser “princesas de Disney”. Estados Unidos se perpetúa como el primer socio comercial de Venezuela, y es su mayor comprador de petróleo, y primer destino de la emigración nacional. 

El cine y la moda están marcados por estereotipos norteamericanos que hacen de la industria cultural venezolana una copia a veces vulgar. Ni hablar de los nombres de los recién nacidos, que cada vez son más los que bautizan inspirados es un "espanglish" o personajes de películas hollywoodense.

El chavismo debe sentirse frustrado al observar que durante tantos años, 15 para ser exactos, no existe un odio enquistado de los venezolanos hacia el “imperio”. Por más que se propusiera endosar sus fracasos a la responsabilidad de Washington, el venezolano ha tomado el término “yanqui” e “imperio” como algo gracioso. Ya sin sentido.

¿Qué dicen las encuestas?
Es tanto así las contradicciones, que luego de 15 años de demonizar contra el capitalismo y las transnacionales, un estudio reciente publicado por el Pew Research Center revelaba que Venezuela es uno de los países donde más se valora el libre mercado, 67% de sus ciudadanos. 



Curiosamente para 2013 un 56% de los venezolanos tenía una opinión positiva hacia Estados Unidos, según la encuesta del Latinobarometro publicada en julio de 2014.

La pregunta que surge en este caso es quién de los venezolanos tiene mejor percepción de Estados Unidos, si vemos un país al que durante casi dos décadas se le ha dicho, por un lado, que el vecino regional es un gendarme del mal, y a otros “el salvavidas libertario”.

Hay respuestas también. Hasta un 84% de los venezolanos que se consideran de derecha tienen opinión favorable hacia Estados Unidos, mientras que los de izquierda llegan a 31% de opinión positiva, es decir que con una diferencia abismal de 53% la polarización se refleja en esta estadística.

El Latinobarometro también arroja un dato interesante. Que si bien 56% de la gente en Venezuela dice tener buena opinión de Estados Unidos, apenas 23% cree que el Gobierno tiene buenas relaciones con ese país, una de las percepciones más bajas de la región solo superado por Bolivia con 18%.

Panamá, a pesar de todo su pasado incordio con los estadounidenses, tiene la mejor opinión sobre la nación del norte en toda América Latina. 85% de los panameños “ama” a Estados Unidos y 86% cree que su relación con la Casa Blanca es la mejor.  

Suramérica históricamente ha sido menos favorable hacia Estados Unidos por la amarga ingerencia de Washington a favor de las dictaduras de la región en el siglo XX. Argentina es una muestra de este ejemplo. El país alcanza una de las cifras más bajas con 49%, aunque Bolivia, donde hasta hace menos de una década el expresidente del país hablaba mejor inglés que español, por sus nexos con Estados Unidos, 46% de los bolivianos tiene una opinión positiva.  

Lo interesante, sin embargo, es que comparando Estados Unidos con China, los venezolanos tienen una “imagen positiva” mayor hacia el país asiático que hacia el gigante norteamericano. La mejor evaluación de China en toda América Latina proviene de Venezuela con 67% y la peor de República Dominicana, lo que puede vincularse a la estrecha relación comercial de Caracas con Pekín, que no se ha traducido en que los venezolanos quieran comer más lumpias que arepa.  

Entradas populares