Cuba ante el nuevo Parlamento de Venezuela




Raúl Castro saluda a Diosdado Cabello, actual presidente de la AN, en Cuba


Diputados de la próxima Asamblea Nacional se plantean un ley que permita a funcionarios cubanos "liberarse" de sus funciones en el país y si desean salir de Venezuela lo hagan sin inconvenientes

El comunicado de La Habanafue de tres líneas, el más corto jamás publicado desde que se celebra una elección en Venezuela tras la llegada del chavismo al poder en 1999. “Estaremos siempre juntos… un abrazo”, Raúl Castro. Una despedida de corte funerario que presagia el futuro. 
 
Los cubanos conocían de antemano que la victoria de la oposición venezolana era un hecho. Mucho más que nadie manejaban las estadísticas de la decena de encuestas que el Gobierno ordenó para medir la temperatura de la calle. ¿Están preocupados en La Habana por lo que vendrá ahora? Demasiado, pero no como hace dos años cuando murió Hugo Chávez.  
Dentro de la Asamblea Nacional existen asesores del Gobierno cubano que estuvieron en los últimos años dando sus puntos a congresistas y comisiones sobre determinados asuntos de la seguridad nacional, política económica y social, comunicacional (en el canal de televisión del Parlamento –ANTV--, sobraban) y en fin, de todo lo que vincula la vida del poder legislativo venezolano. Tanto como los que hay controlando el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME). En enero, la oposición conocerá con profundidad los detalles de esto.

Tres temas en concreto mantienen inquieto al presidente cubano Raúl Castro. Primero, cómo la oposición se prestará a revisar exhaustivamente el Convenio Integral de Cooperación firmado entre Venezuela y Cuba para el envío de petróleo por servicios médicos. Segundo, todo lo referido a las millonarias donaciones a La Habana. Por último, y en lo que a la relación bilateral se refiere, a la fiscalización del intercambio comercial. Existen denuncias de fraude y corrupción que ahora sí deberán oirse.   

Proyecto cruzado
La nueva Asamblea Nacional, y esto es un plan que varios diputados asomaron en privado durante sus campañas, se plantearía emitir un decreto para concederle la nacionalidad o residencia a los médicos u oficiales cubanos que están en Venezuela y desean quedarse, pero tendrán que dejar los cargos estratégicos en los que están. Algunos hablan de una Ley Especial que les brinde protección pero el asunto causa ruido en diversos sectores de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La oposición no tiene intenciones de acabar con la Misión Barrio Adentro ni ninguna otra de la que Cuba hace parte, lo clave es sincerar las cifras de todas estas millonarias misiones, un trabajo que llevará tiempo siendo los resultados un tema de gran interés nacional. 

Desde ahora el Gobierno cubano deberá, al menos por formalismo y protocolo, recibir a la nueva Asamblea Nacional, a su directiva. Lo más preocupante para el régimen comunista es que su capacidad de incidir ideológicamente, como se dio en el pasado con el chavismo, es prácticamente nulo. La oposición conoce cuáles son los objetivos y fines de La Habana y no se dejarán intimidar, manipular y timar fácilmente. 

Hasta el momento, ningún alto funcionario cubano, ni en Caracas o enviado desde La Habana, se ha reunido con miembros de la Mesa de la Unidad para dialogar sobre las elecciones, comentaba un asesor de un diputado electo al tanto de los temas de política exterior. Pero no tardarán en crear ese puente "obligatorio".


El próximo año se celebrará el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba; se estima que en 2016 también se promulgue una nueva Ley Electoral que abonará el terreno de cara a las elecciones generales de 2018, cuando Raúl Castro, como prometió, no se postulará de nuevo a la jefatura de Estado. Lo trascendental aquí es que lo vivido en Venezuela es un motor de inspiración para los cubanos que se oponen al régimen comunista dentro y fuera de la isla.

Caracas, el principal financista de la “revolución” tiene ahora un Parlamento bajo control opositor. La caída de los precios del petróleo da poco para regalar; EEUU cambió su estrategia de influencia y acercamiento a los cubanos. En 2017 un referendo consultivo sobre su gestión amenaza  al presidente Nicolás Maduro, con lo que un piélago de circunstancias reales pintan una nueva realidad.

Entradas populares

Imagen

El marzo más histórico